8. EJEMPLOS

IR AL INDEX

INTRODUCCIÓN
1. EFICACIA Y CALIDAD
2. CÓMO VER LA NORMA
3. NORMAS GENERALES 
4. LA DESCRIPCIÓN
5. LA ORACIÓN
6. ACENTO ORTOGRÁFICO
7. CÓMO ILUSTRAR
8. EJEMPLOS
ADVERTENCIAS




Aunque la variedad de temas sobre los cuales puedes escribir es literalmente infinita, hay redacciones básicas que pueden servirte para practicar.

Uno de los más adecuados, por tratar acerca de cosas que pueden explicarse con gran facilidad, es el que puede verse con los ojos. Porque si lo ves, puedes hablar o escribir sobre eso. Cuando dos amigas se juntan y una comieza a contar rápidamente algo que sucedió, generalmente se refiere a algo que vio con sus ojos u oyó con sus oídos. De ahí a escribirlo no es tan difícil, sobre todo si lo plasma en un Diario. Las palabras simplemente saldrán como pan caliente de su corazón. De hecho, muchas grandes películas se hicieron con base en un Diario.

Técnica: Mira la fotografía de un paisaje campestre y escribe acerca de las cosas que están cerca, por ejemplo, el camino, algunos arbustos, un par de árboles. Luego menciona lo que se ve a mayor distancia, el arroyo, un pequeño sembradío. Finalmente, lo que hay al fondo, una montaña, las nubes y el cielo. 



Procura sensibilizar tus sentidos y percibir el ambiente. Embellece tu descripción con detalles agradables. Date cuenta de cómo cosas tan simples pueden inspirar la creación de imágenes mentales tan interesantes:

a. Descriptivos

Los descriptivos tratan de las características o propiedades de los objetos, descomponiéndolos en partes o elementos, atribuyéndoles propiedades o cualidades.

Ejemplo 1

"Veo unos árboles grandes, arbustos que adornan el paisaje y un inmenso valle de variados tonos verdosos. Más allá se yergue una enorme montaña, y sobre mi cabeza, un cielo coronado de nubes blancas como el algodón. Un maravilloso paisaje infinito."




Lo que está cerca, lo que está a media distancia y lo que está al fondo es simplemente una manera de enfocar la idea.

Ejemplo 2, otra manera de enfocarlo

"La senda que llevaba al río serpenteaba entre los árboles, y unos arbustos se mecían delicadamente al son de la brisa de la tarde. El sonido del agua contrastaba agradablemente en mis oídos con el del valle que se veía a la distancia. Los pájaros revoloteaban alegres y las montañas me inspiraban la suavidad del roce delicado de las nubes con el cielo." 


Ejemplo 3, otro enfoque

"Hojas de eucalipto entretejían una sombrilla compacta sobre el sendero iluminado por los rayos del Sol, y al final de los arbustos, las olitas del río sonaban como un himno a la paz. Las montañas, las nubes y un cielo hermoso coronaban el verdor del valle."

Puedes adornar la redacción como prefieras, aunque es mejor evitar atiborrarlo de imágenes. Lo importante es que provoques una armonía que suene bien al alma. Procura que tus lectores y oyentes vean, oigan, huelan, palpen, gusten y sientan cada detalle. ¡Abre sus emociones y sentidos!


b. Narrativos
 
Los narrativos tratan de cosas que les ocurren a las personas, de lo que sucede alrededor, en la vida diaria, o bien, de hechos reales o ficticios.

Podrías indagar la historia y vida de los protagonistas, cuándo y dónde tiene lugar y cómo se se entrelazan sus elementos a fin de darle una estructura. El punto de vista del escritor es importante. Todo debe tener una ilación o conexión fácil de seguir entre sección y sección, siendo específico en los detalles individuales para estimular la imaginación.

Puede narrarse desde un punto de vista absoluto en que se conocen todos los detalles, lo que piensan y sienten los protagonistas, sus sensaciones, intenciones, planes, etc. De vez en cuando, tal vez se inserten comentarios del narrador.  

Ejemplo 1

El río se veía un poco alterado mientras el bote se aproximaba a la orilla. El hombre regresaba a casa luego de un agotador día de trabajo. Ella salió emocionada con los niños para recibirlo y contarle que su madre vendría de visita el próximo mes.
También puede narrarse desde un punto de vista de simple observación. Solamente se dice lo que se puede observar desde fuera, semejante a como lo haría una cámara de cine.  

Ejemplo 2

El río se veía un poco alterado mientras el bote se aproximaba a la orilla. El hombre regresaba a casa, aparentemente agotado después de un arduo día de trabajo, y ella parecía muy emocionada de verlo. Salió apresuradamente con los niños para recibirlo. ¿Por qué estaría tan contenta? Una tenue lluvia anunciaba una tormenta.
También puede narrarse como si el escritor fuese el protagonista de la acción o un personaje secundario. Tal vez sea testigo presencial de los hechos, o haya varios testigos que aporten con sus vivencias. Ejemplo

El río se veía un poco alterado mientras me aproximaba con mi bote a la orilla. Regresaba a casa luego de un agotador día de trabajo. Ella salió emocionada con los niños para recibirme, y me contó que mi suegra nos visitaría el próximo mes. Pronto llovería. Podía sentir las primeras gotitas de agua acariciando mi rostro.
También se puede narrar como si el escritor hablara consigo mismo y se contara la historia a sí mismo, como hablándole a un espejo.  

Ejemplo 3

El río se ve un poco alterado mientras me aproximo con mi bote a la orilla. Regreso a casa luego de un agotador día de trabajo. Ella sale con los niños para recibirme, y está emocionada, gritando que su madre nos visitará el próximo mes. Comencé a sentir en mi rostro las primeras gotitas de lluvia de la tormenta que se avecinaba.




c. Imaginativos

Los imaginativos son acerca de cosas extraordinarias, fabulosas o de ficción. Los temas imaginativos tratan de cosas fuera de lo común. Uno se aparta de la realidad para que la fantasía y la evocación tomen el control y hagan volar los pensamientos. Tratan de cosas que no se ven con los ojos literales.

Ejemplo 1

Al llegar al lugar me invadió el penetrante, relajante y característico olor a eucalipto, y una delicada sombrilla se entretejía a lo largo del camino sobre nuestras cabezas. Millones de hojas secas de los árboles recubrían la misteriosa senda que terminaba en el río. Brillantes y cálidos rayos de Sol refulgían como estrellas diurnas entre las ramas y los arbustos, y mis cansadas piernas clamaban por un reconfortante masaje celestial. Anhelaba darme un refrescante chapuzón en sus prístinas aguas antes de escalar la enorme y maciza montaña que se alzaba majestuosa frente a mí, al final del valle. Nada menos para lo que llegaría a ser el día más feliz de mi vida. Por fin acariciaría las nubes con mis dedos, y mis pies pisarían la cima de aquella hermosa tierra en un concierto de emociones que de seguro desbordarían mi corazón.  

Ejemplo 2  

Al llegar al lugar sentí un olor penetrante y extraño como el cual nunca había experimentado antes. Nuestras sombras parecían moverse de manera poco armónica con nuestros cuerpos mientras corríamos tropezando por el estrecho camino que bajaba al caudaloso río. Caía la tarde. No queríamos que nos sorprendiera la noche, pero el viento abofeteaba nuestros rostros sin piedad volviendo pesados nuestros pasos. Y sobre nuestras cabezas, las hojas y ramas de los árboles nos inspiraban temor, como diciéndonos “¡No sigan adelante!”.

De repente, no sabemos por qué, nos detuvimos. Ocurrió un silencio absoluto. Y al momento, comenzó a vibrar la tierra, como si estuviéramos parados en la garganta de un volcán, y los grillos y ranas que habían dejado de clamar, empezaron a gritar nuevamente, desesperados. Los rayos de Luna refulgían en concierto con las estrellas, y sepultaron nuestra esperanza de llegar a los botes con la luz del día. Y ¡mira! Había desaparecido la enorme y maciza montaña que se alzaba majestuosa al final del valle. En su lugar había surgido una estructura brillante y enorme que nos dejó inmóviles, boquiabiertos.
 

d. Sentimentales

Acerca de la vida interior de las personas. Los sentimentales tratan principalmente de lo que sentimos, es decir, del amor y del odio, de toda emoción agradable o desagradable. Especialmente para este estilo se sugiere usar metáforas y cambiar, por ejemplo, expresiones como la adolescencia por la primavera, la vejez por el otoño. Veamos.  

Ejemplo

"Al llegar a la primavera de mis años, sentía, a veces, dolores raros en mi corazón, como los cuales nunca había sentido, y otras veces mis emociones parecían mecerse agradablemente como si tomaran una siesta en medio del mar. 


"Recuerdo que mi cuerpo tropezaba con todo: Mis padres no cesaban de derribar mi paciencia. Bajo mi pecho corría un caudaloso río de inquietudes que no podía controlar. ¡Nadie me había enseñado jamás la mínima interpretación de los sueños! Era extraño que de día no deseara ver la noche, y de noche no deseara ver el día. Y entonces me dije: "¡Ah! ¡Es mi vida que está despertando!" 

"Ahora me veía diferente en las hojas de mi diario, las que se combaban bajo el peso de mis lágrimas. Antes, de casi cualquier cosita me escondía como un ratón tras la enorme falda de mis pensamientos. Pero un día, de repente, escribí algo que me inspiró por el resto de mi vida, y hasta hoy ha sido mi mayor motivación. 

"Déjame hablarte ahora, pequeñita mía, desde el invierno de mi vida, acerca de cómo pasaron mis 80 años…"

Introducción, Desarrollo y Conclusión

Solo ten presente que sin importar cuán extensa o detallada sea tu redacción, y cuán complejo y atiborrado sea tu esquema, todo tema tiene una introducción, un desarrollo y una conclusión.

Ahora bien, comúnmente se dice que la conclusión de una redacción sirve para emitir juicios de valor, un resumen y/o una reflexión. Pero yo digo: “Depende de tu objetivo”. Si el propósito es hacer reflexionar, estaría bien; pero si lo que buscas es que el oyente haga algo al respecto, sería muy insuficiente.

Los discursos que instruyen y solicitan cooperación, o que critican el desempeño o procuran un cambio de actitud, es decir, que piden acciones concretas de parte del oyente, han de ser especialmente específicos diciéndole lo que esperas de él, ofreciéndole un incentivo, motivo o razón para seguir tus recomendaciones (sería absurdo criticar a alguien y no decirle específicamente cómo podría mejorar, o reflexionar sobre un asunto que implica hacer algo al respecto, y no indicarle lo que se espera que haga). Me recuerda a la madre que dice: “Así no se juega con la pelota”, pero no le dice al niño cómo jugar con ella ni le da una pelota para que lo intente.

EJERCICIO

A continuación seguiremos una secuencia como si estuviéramos pensando en escribir acerca de algo interesante...

Objetivo
 
Lo primero es enfocar un objetivo o meta: Quisiera estimular al oyente a no dejarse vencer por las adversidades. Mmmm, se me acaba de ocurrir una idea sencilla al revisar una enciclopedia y acabo de terminar de leer un breve artículo acerca de un pajarito, la Dendroica Striata. Mmmm, qué interesante. Esto podría servir para representar las dificultades por las que pasan mis lectores.

Veo que este asombroso pajarito realiza un increíble viaje migratorio todos los años desde Alaska hasta Sudamérica. Podría enlazar mi narración con la necesidad de perseverar, y exhortar al lector u oyente a hacer lo mismo: Perseverar hasta lograr una mejor calidad de vida, teniendo como incentivo la satisfacción personal y la felicidad. ¡Ese será mi objetivo!

Podría presentar la acción como ocurriendo en tiempo presente, para darle más realismo. Por eso, no diría “había una vez un pajarito que vivía en Alaska”, como algo pasado, sino “hay un pajarito que vive en Alaska”, como algo que está ocurriendo ahora.
Estilo directo Usaré un estilo directo. En vez de volar con el pajarito, me mantendré al margen de la narración.

Introducción  

¿Cómo introduciré el tema? Mmmm, no descubriré mi objetivo en la introducción. Mejor despertaré curiosidad por el desenlace. Haré que el lector se pregunte: “Y esto, ¿adónde lleva?”.  

Desarrollo  

Haré la confirmación con un desarrollo mixto usando una comparación en orden cronológico, porque seguiré una secuencia en el tiempo, pero al mismo tiempo en orden de causa a efecto, mostrando la satisfacción del éxito como un fruto de la perseverancia.  

Conclusión  

Concluiré con un epílogo y peroración resumiendo el contenido, valiéndome de la satisfacción y la felicidad como incentivo para la acción.  

Esquema de la redacción 

A.- Viaje migratorio de la Dendroica
B.- Comparación con los problemas de la vida
C.- Exhortar a perseverar como la Dendroica para lograr una mejor calidad de vida.
 
Redactar


El último paso es ponerlo todo por escrito, ensayando varias redacciones hasta lograr una satisfacción.

A continuación, una redacción mía, basada en el esquema anterior. Si la lees en voz alta, mejor. Sentirás a mayor profundidad el sentimiento que encierra.

UN PAJARITO VALIENTE

"Hay un pajarito que vive en Alaska, que anualmente, en el otoño, se remonta por todo lo alto en su viaje migratorio a Sudamérica. Su nombre: Dendroica Striata.

Sin embargo, debido una extraña razón, en vez de dirigirse hacia el sur, apunta hacia el este y atraviesa todo el continente norteamericano, de costa a costa, hasta arribar a Nueva Inglaterra, donde se sobrealimenta acumulando grasa hasta la llegada de un frente frío.

"En el momento más esperado, se remonta sobre las nubes y se interna en el Océano Atlántico, el más peligroso del mundo, y vuela hacia el este, con dirección a África. Y yo me pregunto por qué hacia África. ¿No se supone que debería apuntar hacia Sudamérica? Nadie lo sabe. Ella simplemente bate sus alitas con todas sus fuerzas, elevándose más y más, hasta alcanzar unos 20.000 pies de altura, y sigue volando sobre el Atlántico día y noche sin parar.

"Es primera vez que hace el recorrido, y allá arriba el aire ha perdido el 50% de oxígeno. La temperatura es muy fría. De repente, en medio del Atlántico, se encuentra con un poderoso viento del sudeste que la golpea inexorablemente y le da vuelta hacia la izquierda, como obligándola a planear cómodamente nada menos que hacia su destino: Sudamérica.

"Nadie sabe por qué. Todos los años, la Dendroica Striata coordina sus esfuerzos para realizar esta poderosa y milagrosa hazaña de la naturaleza. Los científicos la observan hacer siempre lo mismo, en la misma época. Aunque su destino es Sudamérica, a 2.400 kilómetros de su lugar de nacimiento, ella viaja por un camino completamente opuesto, rumbo a África sin saber que en medio del océano, allá arriba, se encontrará con el viento perfecto que la disparará como una flecha hacia su destino final. Y ¿cuánto pesa la Dendroica? ¡El equivalente de tres aceitunas!

"Nuestra vida también es parecida. A veces quisiéramos ser médicos, pero terminamos siendo abogados; o deseamos ser pintores, y terminamos siendo admnistradores de empresas; o anhelamos ser padres de familia, y nos enteramos de que no podemos tener hijos; o soñamos con ser personas de bien, y terminamos metiéndonos en muchos problemas.

"La Dendroica Striata nos da una hermosa lección: Si seguimos aleteando sin parar, tarde o temprano, aunque no sepamos adónde nos lleve la corriente de la vida, nos encontraremos con un viento positivo que nos disparará finalmente hacia nuestro verdadero destino: La satisfacción de descubrir que tomamos la ruta equivocada, y que aún estamos a tiempo para corregir el rumbo y tener una oportunidad de ser felices.

"Por eso, ¡mira a la Dendroica Striata, un pajarito valiente que no se deja intimidar por la altura ni por el frío, ni por los océanos ni por la distancia.

"Sigue aleteando con toda tu alma y no dejes de esforzarte a pesar de los obstáculos. Algo te dice que un día encontrarás el viento apropiado para llegar a cumplir tus metas en la vida. Ese día, cosecharás de tu empeño las cosas buenas que querías. ¡Sí! Verás cómo se abrirá ante tus ojos el horizonte de una nueva forma de pensar y una nueva forma de vivir."
 ___

Análisis del tema

Antes de la redacción hicimos un esquema basado en una idea. Si no lo hubiéramos hecho, podemos hacerlo después. No es necesario hacer un examen exhaustivo de cada detalle. Basta con un enfoque racional del trabajo para poder hacerle ajustes pertinentes aquí y allá.

Si escribes un libro físico, de papel, podrás hacerle tantos ajustes como te parezca conveniente, hasta el día de su publicación; y si lo escribes en un blog o en una página web podrás seguir haciéndole ajustes permanentemente por el resto de tu vida.

1. Estructura general

La narración giró en torno a la Dendroica Striata, un pajarito valiente que venció al temor, al frío y a su propia pequeñez. El objetivo era ponerlo como ejemplo de valor y perseverancia, representando al lector y sus problemas personales.

Desde su hogar, Alaska, la acción sigue una secuencia que enlaza delicadamente las frases desde Norteamérica hasta Nueva Inglaterra, y de allí, por todo lo alto sobre el Atlántico con rumbo a África, y finalmente, con un milagroso giro hacia Sudamérica.

El comentario mencionado al final del relato enlaza la introducción con la aplicación práctica del relato.

Por último, se muestra al pajarito valiente como un ejemplo de perseverancia, y se lo enlaza con una exhortación al lector u oyente, para que haga lo mismo: Perseverar y lograr una mejor calidad de vida basada en el incentivo de la felicidad.
 

2. Tiempo presente  

No dice “había una vez un pajarito que vivía en Alaska”, como algo que ocurrió hace mucho tiempo, sino “hay un pajarito que vive en Alaska”, como una acción que está llevándose a cabo en tiempo presente, lo cual hace que la acción se sienta en carne propia.  

3. Estilo directo  

El autor se ha mantenido al margen. No se le ve en la narración. No ha volado con el pajarito.  

4. Exordio o introducción simple  

El autor no descubrió inmediatamente lo que pretendía, sino despertó curiosidad por el desenlace, de modo que el lector se preguntara: “Y esto, ¿adónde me lleva?”.  

5. Confirmación o desarrollo mixto  

El relato está en orden de comparación porque compara al pajarito con el oyente; en orden cronológico, porque sigue una secuencia en el tiempo; y tiene una causa y un efecto, porque muestra la satisfacción del éxito como resultado de la perseverancia.  

6. Conclusión con epílogo y peroración

Finalmente, resume el contenido estimulando a la acción sobre la base de un beneficio de valor práctico.  

 ARRIBA
. . .